sábado, 4 de enero de 2014

Los Reyes Magos en 1982



En la víspera del 6 de enero sus Majestades los Reyes Magos visitan Víznar y reparten regalos entre los niños y niñas de este pueblo.

A lomos de sus cabalgaduras y ante la alegría de los más pequeños, SS. MM. Los Reyes Magos visitan en primer lugar al Niño Jesús, que junto a María y José se halla en un humilde Portalito en la Parroquia. Después instalaron sus Reales Majestades sus tronos en la puerta del Templo donde, la mirada ilusionada de los más pequeños, esperaba sus regalos.

La noticia apenas tiene trascendencia. Es más, ningún medio de comunicación se hizo eco. Ni en el más ínfimo recorte en la prensa. Quizá incluso nosotros mismos ya lo teníamos olvidado. Estas imágenes seguramente nos refrescarán la memoria y caigamos en la cuenta de aquel día. Un día con radiantes sonrisas e ilusionados anhelos ante el Rey Mago de turno. (Un Rey Mago de larga cabellera (Francis) otro rubio de sedosa barba (Benjamín) y un Rey Negro de cara tiznada (Nicolás). Sólo eso valió la pena. Quizá lo de menos fue aquella muñeca o los Juegos Reunidos, pues pasó todo en una ráfaga. Pero todos los niños, eso sí, se quedaron con sus caras y agradecieron su cariñosas palabras al recibir sus regalos.

Y ahora, a los 30 años largos, aparecen estos niñ@s, padres y madres ya de estos niños de hoy, con las mismas caras, las mismas ilusiones y un Rey Negro que vuelve con su cara tiznada.

Vosotros, los niños del ayer, también conviene que sigáis creyendo ilusionados tal como aparecéis en estas imágenes de hace un cuarto de siglo.

Que la  soga no se rompa.

¡BIENVENIDOS LOS REYES MAGOS!

No hay comentarios:

Publicar un comentario